Personas e Ideas portal de Enrique Krauze

Switch to desktop

                      Facebook social   twitter social   youtube social

Los últimos nihilistas: una lectura generacional de la crisis universitaria

-Basamos nuestra conducta en lo que consideramos útil. En estos

días lo más útil que podemos es repudiar. Y por eso repudiamos...

-¿Todo?

-Todo.

Ivan Turguenev, Padres e hijos

 

Una institución peculiar enmarca en México las cuatro palabras de sonoras erres -reforma, revuelta, rebelión y revolución- que han caracterizado a los movimientos estudiantiles en el mundo: la Universidad Nacional Autónoma de México. A pesar de su clausura durante buena parte del siglo XIX, la Universidad fue hija de la tradición, heredera de la Universidad Real y Pontificia creada en 1553. Cuando se restableció, en mayo de 1910, tenía 1969 alumnos: estudiantes de preparatoria, medicina, jurisprudencia, ingeniería, arquitectura y un área humanística: Altos Estudios. Desde un principio, se concibió como una república platónica que de modo natural debía inducir en México la "sofocracia", el gobierno de los sabios.

[Fragmento]

Lee el ensayo texto completo aquí

Letras Libres, núm. 8

*Texto publicado en Tarea política

 

Todos los derechos reservados © Enrique Krauze 2017

Top Desktop version